Dia de Muertos desde «el otro lado»

Por Vozes

Un halo de nostalgia coloreada de brillantes rosas mexicanos, naranjas cempasúchil y todos los demás tonos con los que los mexicanos honran y recuerdan la vida de sus ahora difuntos, cubrieron a la ciudad de Charlotte y otros sitios en las carolinas en días pasados.

En VozEs, estuvimos ahí junto a otros inmigrantes en este lado de la frontera, recordando a aquellos en el otro espacio terrenal y espiritual. 

Si bien a la celebración le faltaron los aromas naturales de las flores del camposanto y la cera de los cirios prendidos desde el 1o de noviembre; sobraron los colores, los acéntos, historias y risas de nuestros hermanos latinoamericanos, el acompañamiento, y las ganas de mostrar nuestras tradiciones aquí, en este país que tenemos en común.

Comenzamos festejando desde el 30 de Octubre en Nebedaye Farms, ahí el chef mexicano Edwin Cruz organizó una proyección de la película de Coco, un altar de muertos y compartió sus dones culinarios; los niños corrieron, y jugaron entre las plantaciones de algodón y jamaica, mientras que los papás disfrutaron de un chocolatito caliente y un pan de muerto en lo que se preparaba un delicioso pollo asado. 

Por su parte Ernesto Hernandez, artivista mexicano radicado en la ciudad de Fort Mill también celebró este día. El evento duró tres días y tuvo lugar en Amor Artis, una cervecería en Main Street. Más Amor, una cerveza mexicana de ámbar fue elaborada de manera especial para este día; también hubo jazz de Café ‘Amaretto y tacos de carnitas que se repartieron entre los invitados, quienes llevaron una foto de sus seres queridos al altar que se hizo. 

El día de Muertos se celebra en México desde antes de la llegada de los españoles y el propósito es celebrar la vida de los seres queridos que han fallecido; se les espera desde el 1o de Noviembre y se les recibe con un altar lleno de comida y detalles que buscan ayudarlos y recordarles que de este lado aún viven en nuestros corazones. El festejo sigue hasta el 2 de noviembre. 

En México, esos dos primeros días en Noviembre son de asueto, principalmente en el estado de Michoacán; aquí en Estados Unidos no, pero la comunidad inmigrante buscó el espacio y el tiempo para el festejo, y así se demostró también el 7 de noviembre con una gran participación de la comunidad charlotense en Camp North End en el evento organizado por La Coalición Latinoamericana junto a Levine Museum of the New South.

El evento contó con hermosos altares en homenaje a los difuntos, eventos artísticos, juegos, y comida incluyendo el tradicional pan de muertos que regaló Manolo ‘s Bakery a los asistentes.   Los niños a su vez tuvieron la oportunidad de decorar las tradicionales calaveritas de azúcar. 

En VozEs, tuvimos nuestro altar dedicado a todos aquellos migrantes que perdieron sus sueños en la frontera, a aquellos que no lograron llegar a este lado, y nos esperan en aquel lejano espacio en que ya no existen más fronteras. También hicimos una catrina de papel maché para acompañar el altar, y para recordarnos a los vivos, que está calavera garbancera, nos lleva a todos por igual; no hace distinción entre estatus social, migratorio ni mucho menos discrimina por color de piel.

Hubo más altares, bailes y música regionales, la lectura de una calaverita literaria escrita por Gumaro Manzo, uno de nuestros colaboradores; el cierre de la tarde fue con la rifa de dos guitarras “yucas” de Paracho Michoacán que en VozEs trajimos desde la tierra donde se inspiró la película de Coco y la voz de La Reina del Mariachi.

Al final, todos los participantes recogimos nuestros altares con el colorido papel picado y le quitamos el sombrero a la catrina. Nos guardamos los colores, junto con los recuerdos de nuestros seres queridos y el anhelo de pronto volver a oler el cempasúchil en aquel lado de la frontera.

Fotos @ricomarcelophotography. Evento en Nebedaye Farms

América también es Cuba

Por Edmundo Pacheco

La música cubana como la gran mayoría de géneros musicales es una amplia amalgama de ritmos y timbres que surge tras la forzada fusion entre distintas culturas y tradiciones. 

Cuestiones más sociales y económico-políticas han contribuido a esta mezcla de sonidos y melodías españolas junto a las percusiones y esas grandes voces de timbre africano, aunque a través del tiempo han ido fundiéndose con otros sonidos diversos y enriquecedores.   

Esta playlist no representa lo mejor, ni lo popular de la bellísima isla de Cuba, simplemente es una tímida infusión para degustar notas musicales con sabor a café a ron o a cigarros de tabaco hechos a mano.  

Disney y Susana Illera Martínez: una colaboración por La Familia

Por VozEs

No fue hace mucho que platicamos con Susana Illera Martínez, autora colombiana radicada en Miami. Entonces nos contó que fue apenas en el 2018 que comenzó a desempacar su pasión por la literatura.

Sin embargo, su audacia con la pluma la ha llevado a recibir varios reconocimientos por su obra, tal es así que Disney volteo a verla y a buscar colaborar con ella y Penguin Random House para la creación de un libro bilingüe que complementará su película Encanto, próxima a estrenarse en Noviembre de este año.

Desde Florida, pero con Colombia en su corazón, la escritora nos platica como ha sido esta experiencia de ensueño y su emoción que busca compartir con nuestros lectores.

¿Cuéntame cómo se dio este proyecto con Disney?
Si me lo permites, quisiera darte dos respuestas:
La primera, desde mi lado soñador y sensible: sonrío al imaginarme que el universo decidió mandarme una señal, de que los cuentos de hadas si existen, y que los sueños —grandes o pequeños— ¡pueden llegar a hacerse realidad!
A finales de 2020, recibí un correo electrónico del grupo editorial de Disney. Un mensaje muy sencillo, pero a la vez concreto; proponiendo una llamada para discutir un posible proyecto: anticipando el lanzamiento del largometraje Encanto, el cual trata de una familia y un lugar muy bello escondido en las montañas de Colombia. Disney Publishing se propuso complementar esta película (como lo hacen con todas sus producciones) con varios libros ilustrados para niños de todas las edades. La propuesta que recibí fue justamente escribir un cuento inspirado en la película Encanto y, además, presentar el manuscrito en formato bilingüe.
Sobra decirte que ¡casi me explota el corazón de alegría! ¿Yo? una escritora independiente, no solo latina sino también colombiana… colaborando con Walt Disney Company y Penguin Random House, que es una de las casas editoriales más grandes del mundo. ¡Que me pellizquen por favor!


Por supuesto que ante una oportunidad de ese calibre las emociones son muchas. La parte más difícil es mantener el enfoque en concretar el proyecto y, desde luego dar la talla entregando un trabajo de calidad. Y ahí es donde viene mi segunda respuesta, la cual surge de un punto de vista más enfocado en la constancia y el propósito de nuestro trabajo (cualquiera que este sea).
Me contactaron directamente, sin tener más referencias que mi trabajo y mis proyectos, los cuales son de conocimiento público en internet y en mis perfiles de redes sociales. Se interesaron por mis libros y por los reconocimientos que, siendo una escritora con poca trayectoria, forman parte de mi portafolio de autora y escritora bilingüe.
Todo esto me llena de satisfacción y claro que sigue siendo un cuento de hadas (aún me parece mentira), pero también es una muestra de que estoy siguiendo el camino correcto y estoy conectada con mi propósito.

¿De qué trata el cuento y cuál es tu finalidad con el?
El cuento está inspirado en el guión de la película Encanto, el cual tuve el privilegio de revisar junto con otros materiales de apoyo para entender de qué trata la historia central de Encanto y familiarizarme con las características de sus personajes, el entorno, y la música. Desde luego, este proceso fue mágico ¡de principio a fin!
Con esta información, y con el apoyo de la editorial Disney, escribí El don de una familia / The Gift of Family; cuento bilingüe inspirado en la película.

¿Porqué es importante la familia?
La familia es la conexión con nuestro origen y con lo que nos identifica. Los seres humanos giramos en torno a nuestras emociones y al apego de lo que consideramos «nuestro». Hoy en día se entiende cada vez más que, el concepto de familia va más allá de los estereotipos y de lo que impone la sociedad; la familia es un núcleo que solo funciona si está basado en el amor y el respeto mutuo.

¿Qué significado tiene la familia en nuestro país? ¿Toma otro significado estando lejos?
Voy a robarle una frase a mi hija: «Si hay algo más colombiano que el café… es la familia»


En Colombia la familia es música, es tradiciones, es el centro y la fuente de energía ¡Es una celebración!


Colombia, como muchos otros países latinoamericanos, se apega y celebra a la familia todos los días del año, en todas las etapas y contextos del diario vivir. Cuando uno se encuentra lejos de su país, la familia se convierte en añoranza, en antojos que antes no tenías como por ejemplo unas arepas con queso preparadas por mamá o el tradicional sancocho de los domingos en casa de la abuela. Llega un día festivo como es el caso de «las velitas» en Colombia, que se celebra el 7 de diciembre, y extrañas no estar sentado en la acera de tu barrio conversando con los vecinos y comiendo natilla con buñuelos.
Lo que me parece muy lindo y admirable, es que la reacción ante esto es tratar de replicar estas tradiciones en esta nueva ciudad. Buscas la manera, los ingredientes, la música… y lo complementas con nuevos amigos que se convierten en una extensión de tu familia; reforzando el concepto de que familia, es un núcleo de amor y respeto… y no necesariamente está ligado a los lazos de sangre.

¿Qué emociones te llegan con este proyecto?
¡Todas! Lo que va del año 2021 ha sido para mi una montaña rusa de emociones. Trabajar con Disney ha sido una experiencia inolvidable y muy gratificante. No puedes evitar sentir adrenalina y ganas de hablar de ello «todo el tiempo»; pero en este caso, era importante mantenerlo privado hasta que el anuncio oficial del tráiler de la película y las carátulas de los libros estuvieran disponibles en las plataformas de la editorial.
¡Me siento motivada, y con ganas de más! Estoy ahora más abierta que nunca a las oportunidades que este oficio me pueda presentar, y a las que, con dedicación y esfuerzo, podré generar yo misma.


Platícame de Lala
¡Lala the Lizard es oficialmente una serie ilustrada bilingüe! El 3 de agosto fue el lanzamiento del segundo libro: Lala y el Charco de la Piedra (Lala and the Pond by The Rock), y este nacimiento de un nuevo hijo de papel me ha traído muchísimas satisfacciones… y no necesariamente estamos hablando de ventas extraordinarias… sino más bien de la acogida y retroalimentación recibida por la calidad del material y lo adecuado del mensaje para el público infantil.


Lala tiene mucho que contar y mucho por hacer para cambiar el mundo, una historia a la vez. Los invito a que visiten la nueva página web LalaTheLizard.com y se suscriban a «La Gaceta del Jardín»; el boletín de noticias de Lala y sus amigos del Charco de la Piedra; para que estén al día con todas las novedades y eventos relacionados con libros y proyectos en curso.


¿Crees que tu lado fuerte es escribir para niños?

Disfruto escribiendo diferentes géneros. Recientemente mi antología de cuentos y microrrelatos Lo que escribo en la arena, fue seleccionada como finalista en el International Latino Book Awards en dos categorías de diseño interior y mercadeo; y recibió mención honorífica como mejor libro de cuentos en español. Además, estoy trabajando en dos cuentos más que formarán parte de antologías; y, no me puede faltar mi poesía… en la cual sigo trabajando para mejorar e incluso me he permitido incursionar en escribirla en inglés.
En cuanto a la literatura infantil, creo que existe una conexión especial con las historias para niños; no solo me exige un nivel de planificación y producción más alto, sino que además tengo clara la responsabilidad que esto implica. Cuando escribo para niños, es mi propósito que el cuento lleve un mensaje positivo y que produzca un impacto no solo en el pequeño lector, sino también los adultos a su alrededor; siempre digo que los libros infantiles no son solo para niños, como adultos tenemos mucho que aprender, y la lectura familiar ayuda a este crecimiento y aprendizaje conjunto.

¿Porqué es importante la literatura para los niños, pero principalmente para los pequeños inmigrantes?
Los niños van a proyectar lo que absorben de su entorno. Esto quiere decir que todo lo que pongamos a su disposición va a causar un impacto y a definir muchos aspectos de su vida más adelante. Los libros son una ventana a través de la cual podemos observar paisajes infinitos y mundos extraordinarios, es un vehículo para la imaginación… sin embargo, debemos tener en cuenta que no todo es ficción; y poner ante los niños situaciones cotidianas tangibles y personajes con los que se sientan identificados, es primordial para su desarrollo.
En el caso de los niños que crecen fuera de su país natal, o que nacen en otro país y van a crecer con la influencia de dos culturas, es importante ofrecerles información e imágenes que lo incentiven a conocer más y a sentirse orgulloso de su origen; esto mantendrá los lazos culturales y contribuye a mantener vivas las tradiciones.


Cualquier cosa que quieras agregar y decir:
Me gustaría ofrecer un mensaje final, y es que estamos viviendo tiempos difíciles en tantos aspectos, por favor recordemos que este mundo se mueve gracias al aporte de todos los que habitamos en él.

Nuestras acciones, palabras, y comportamiento afectan a los demás. Seamos respetuosos y tolerantes ante situaciones que, aunque no sean ideales, nos sirven para reflexionar y estar abiertos al cambio.

Susana Illera


Me encanta recibir mensajes, ¡incluso críticas o recomendaciones!; estoy disponible para colaborar con maestros, familias, bibliotecas, librerías y amantes de los libros en general.
Mi buzón está abierto en mis redes sociales y en mi página web susanaillera.com; estaré feliz de recibir, aunque sea un ¡Hola!

Rosquillas de anís

Por Loli Molina

El olor a rosquillas de anís recién hechas impregnaba las paredes del patio del interior del bloque uno, el que estaba junto a la carretera, detrás del colegio y enfrente del viejo descampado que un día fue un campo de cañas de azúcar. El barrio nunca fue campo pero era suficiente para todos aquellos que nunca tuvieron pueblo y veían cómo sus vecinos llegaban los domingos por la tarde con cajas de hortalizas y papelones de la matanza. Sí era, en cambio, un festival de aromas que recorrían las barandillas de las escaleras y llegaba hasta el último piso. A veces, sin previo aviso, las vecinas intercambiaban fiambreras para contentar a los hijos. Era buena suerte que Mercedes hubiera hecho macarrones con tomate y Loli arroz a la cubana, pero era más suerte aún que Pepa hubiera cocinado rosquillas de anís porque eso aseguraba la merienda de todo el edificio.

Pepa siempre guardó con recelo la receta de sus rosquillas. Por eso, cada vez que una de las vecinas se la pedía, ella, con mucho esmero, anotaba todos los ingredientes menos uno, el que daba el toque especial que le aseguraba que las suyas fueran las únicas rosquillas que los demás quisieran comer. 500 gramos de harina, 150 gramos de azúcar, tres huevos, 100 mililitros de aceite, la ralladura de una naranja y medio limón y cuatro cucharadas de anís dulce. Nada podía salir mal con esos ingredientes, pero lo cierto es que los niños preferían las rosquillas de Pepa. Que si nadie tiene la mano que tiene Pepa, que si igual son los huevos que trae del corral que tiene en el pueblo, que el aceite no puede ser muy fuerte, que seguro sus sartenes tienen ese aroma extra que solo ella consigue. Y entre unas y otras, al final todas desistían y optaban por preparar otras comidas porque eso sí que me sale bien y a Pepa no le queda como a mí.

Era Lunes Santo y Pepa se había levantado con las lumbares quejosas y los huesos de las manos cantando por seguiriyas. Dicen los expertos que es el palo más triste del flamenco, la quinta esencia de la jondura. Pepa podía escuchar sus articulaciones como si estuviera sentada en una silla situada en el centro de una cámara anecoica. Se había acostumbrado al eco en su cabeza y ya no le daba miedo. En el fondo era ella por dentro queriendo salir. Algunas mañanas, para aliviar el dolor, dibujaba con sus dedos las siluetas de los árboles en la ventana como si de una brocha fina se tratasen. Primero el tronco, después las ramas y finalmente la copa. Ese dolor, que se había convertido en su compañero un poco antes de lo esperado, le avisaba de los cambios de tiempo y le hacía organizarse los días cuando preveía que no le iba a permitir hacer todo lo que tenía pensado.

Pero hoy era Lunes Santo, el día que salía en procesión la Cofradía de los Dolores del Puente, la favorita de su madre, y tocaba hacer rosquillas. Así que fue hasta la cocina, sacó la harina, el aceite, el azúcar, el limón, la naranja y el anís dulce y los dispuso como si de un desfile de penitentes se tratase. El ingrediente secreto lo había metido en el bolsillo del delantal para echarlo en el último momento. Lo haría con rapidez porque nunca se sabe si alguien me está vigilando, que no me fío de estas vecinas. Poco a poco, sus manos comenzaron a amasar y el dolor se fue tornando calor, a pesar de que afuera las calles soportaban una capa de lluvia helada impropia para la época y la zona geográfica. Tras dar varias vueltas a la masa, comenzó a dividirla en pequeñas bolas para después convertirlas en tiras que acabarían entrelazadas antes de freír y pasar por azúcar. El mismo proceso sin ningún tipo de alteración. Los mismos aromas traspasando sus paredes y posándose en la barandilla para deslizarse por ella como un niño que no tiene miedo a caer.

¡Pepa ha hecho rosquillas!, gritó Mercedes y su voz atravesó todas las ventanas de las cocinas. Entonces, antes de que Pepa tuviera tiempo de poner el rico manjar a enfriar, se escuchó un golpe en la puerta. Sonaba bajo, debía de ser uno de los niños de Mercedes porque ninguno llega todavía al timbre. ¡Pepa, abre la puerta! Al niño de Mercedes se sumó el de Loli y la niña de Toñi. Todos esperando con los ojos tan abiertos que casi podían alumbrar el pasillo. Pepa se quitó el delantal, lo colgó en un viejo y oxidado clavo anclado a la pared, se atusó el pelo y se pintó los labios con la misma barra que llevaba años usando por esas fechas. Una vieja barra comprada en el mercadillo del barrio. Antes de abrir la puerta, se miró al espejo y vio a su madre en él. Con todas las arrugas y todas las historias compartidas. Con el secreto de las rosquillas que se morirá con ella.

I am a strong column / Soy una columna fuerte

Por Axel Nunez

I am a strong column 

Soy una columna fuerte

The ocean wonders if I am unbreakable

El océano se pregunta si soy irrompible

No, but always fixable

No, pero soy reparable

It’s simple to answer, hard to attain

Simple de decir, dificil obtener

Pain is the foundation material

El dolor es el material fundamental

Abundant material on planet Earth

Un material abundante en el planeta tierra

Learn how to sculpt pain

Aprende cómo esculpir el dolor

And the ocean will keep wondering

Y el océano se seguirá preguntando

I am not strong enough to be perfect

No soy suficientemente fuerte para ser perfecto

I will never be, but I will always be

Nunca lo seré, pero siempre seré

material who could build-up stars of creation

materia que construye estrellas de creación

I am here to support beams of light

Estoy aquí para apoyar halos de luz

I apologize

Me disculpo

I wish I had more wisdom for you

Ojalá tuviera mas sabiduría para ti

But I am a column too

Pero también soy una columna

My foundation is a parabola with even symmetry

Mi fundación es una parábola simétrica

 in both positive and negative directions.

en direcciones positivas y negativas 

I am a strong column

Soy una columna fuerte

Strong enough to support wandering souls

Suficientemente fuerte para soportar almas perdidas

Too weak to support your arms

Muy débil para soportar tus brazos

I apologize

Me disculpo

I am still learning, but do not shatter me

Sigo aprendiendo, pero no me destruyas

Control your ardient anger

Controla tu rabia ardiente

And I will teach you how to sculpt emotions

Y te enseñaré cómo esculpir tus emociones

To build up the darkest place

A reconstruir el sitio más oscuro

All revolves around evolution

Todo vuela alrededor de la evolución

I am not a obligated to hold onto you

No estoy obligado a aferrarme a ti

But I will do it

Pero lo haré

I will do it for the ocean and wind

Lo haré por el océano y el viento

They are the creators of the greenest-energy

Los creadores de la energía más verde

I am not sorry this time

Esta vez no me disculpo

“Stay sick cause I follow my gut

They say I was pushing my luck.”


Soy Axel Nunez nací en Queens, NY pero fui criado en el Estado de México, México. Viví en México los primeros trece años de mi vida junto con  mi mamá y mis hermanos.  En el 2017 decidí venir a los Estado Unidos para aprender inglés y luchar por mi sueño de algún día ser un ingeniero aeroespacial. Esta aventura ha sido un gran reto llena de sacrificios para mí y mi familia pero estoy muy agradecido por las oportunidades que la vida me ha presentado. Actualmente estoy viviendo en Charlotte, NC donde estoy cursando mi último año de High School en el Charlotte Engineering Early College. En mi tiempo libre disfruto hacer ejercicio, escuchar música, servicio comunitario, y escribir poemas. Espero algún día ser una fuente de inspiración para la comunidad latinx. Es por eso que empecé un nuevo proyecto llamado Build-Esperanza para apoyar a jóvenes latinxs quienes buscan continuar su educación superior. Muchas gracias a VozEs por permitirnos fortalecer nuestra voz y darnos la oportunidad de contar nuestras historias.

Conoce más de Axel en nuestra sección de letras en donde comparte una reflexión sobre su aprendizaje del idioma inglés.

12 películas sobre inmigración

Por Giovanna Torres

Inmigración es uno de los temas más discutidos en Estados Unidos. Y es que el acto de trasladarse a un país distinto del país de nacionalidad o de residencia habitual es mucho más que un tema de relevancia política. Cuando nos vamos de nuestros países, experimentamos muchas adversidades, las cuales han quedado plasmadas dentro del séptimo arte a través de los años.

A continuación, compartimos una lista de películas que exploran el sentido de pertenencia, la nostalgia, los sacrificios, la travesía, pero también los triunfos de la comunidad inmigrante latina en Estados Unidos. 

Ya no estoy aquí (México, 2019)
¿Dónde se puede ver? Netflix

Ulises Samperio es un chico mexicano de 17 años que, tras un malentendido con miembros de un cártel local, se ve obligado a emigrar a Estados Unidos dejando atrás lo que más le define: su pandilla, el baile y las fiestas que tanto ama. Hace todo lo posible para adaptarse a un nuevo país, pero Ulises pronto se da cuenta de que preferiría regresar a casa, a Monterrey, con su familia y amigos, antes que afrontar la soledad en Estados Unidos.

Los Lobos (México, 2019)
¿Dónde se puede ver? HBO Max

En busca de una vida mejor, Max y Leo, son llevados por su madre, Lucía, de México a Albuquerque, Estados Unidos. Mientras esperan a que regrese del trabajo, los niños escuchan cuentos, reglas de conducta y lecciones de inglés grabadas por Lucia en una vieja grabadora. También construyen un universo imaginario con sus dibujos y sueñan con la promesa de mamá de ir a Disneyland.

Ya me voy (México, Estados Unidos, 2019)
¿Dónde se puede ver?
Netflix

Después de 16 años en Brooklyn, trabajando en tres empleos mal pagados y recolectando botellas en la calle en su tiempo libre y enviando la mayor parte de sus ganancias a su familia en México, Felipe decidió regresar después de casi dos décadas. Pero cuando informa a su familia sobre su regreso a casa, descubre que han malgastado el dinero, que están profundamente endeudados y no quieren que regrese. Necesitan que se quede en los Estados Unidos.


Nadie nos mira (Argentina, 2017)
¿Dónde se puede ver?
Tubi

Nico es un actor argentino que decide probar suerte en Nueva York, pero pronto descubre que por su aspecto físico no encaja, ya que es «demasiado caucásico para parecer latino» y tiene «un acento demasiado cerrado para parecer estadounidense». Así que Nico termina trabajando como cuidador de Theo, un bebé al que va a quedar unido de forma inesperada.

En el séptimo día (Estados Unidos, 2017)
¿Dónde se puede ver?
Amazon Prime Video; YouTube

Un grupo de inmigrantes mexicanos indocumentados trabajan seis días a la semana y saborean su día de descanso en los campos de fútbol de Brooklyn.

East Side Sushi (Estados Unidos, 2014)
¿Dónde se puede ver?
Tubi

Años de trabajo en la industria de alimentos han hecho de Juana, una latina de clase trabajadora, una chef de velocidad y habilidad. En busca de estabilidad financiera, se enfrenta a una cocina japonesa de alta energía, dominada por hombres. La nueva atmósfera reaviva sus pasiones por la comida y la vida.

María en Tierra de Nadie (México, El Salvador, Guatemala, 2010)
¿Dónde se puede ver? YouTube

Documental que denuncia la situación de las migrantes centroamericanas que, en algunos casos, se exponen al secuestro, las violaciones, los atracos y, en el caso más extremo, la muerte. Estas aberraciones hacen que cruzar la frontera entre México y Estados Unidos se convierta en una completa odisea.

Paraiso Travel (Colombia, 2008)
¿Dónde se puede ver?
Tubi

Narra la historia de un par de novios colombianos que viajan ilegalmente a Estados Unidos. Ella (Reina) lo hace obsesionada por vivir en Nueva York, segura de que el sueño americano existe, mientras que él (Marlon) la sigue más por el amor que siente por su novia que por convicción. Al llegar a la capital del mundo, una discusión y una circunstancia del destino los separa. De ahí en adelante la historia muestra la angustia y todas las peripecias que vive Marlon por volver a ver a su amada Reina.


Balseros: Cuban Rafters (Espana, 2002)
¿Dónde se puede ver? Kanopy

En el verano de 1994, un equipo de reporteros filmó y entrevistó a siete cubanos y a sus familias durante los días en que preparaban la arriesgada aventura de lanzarse al mar para alcanzar la costa de los Estados Unidos huyendo de las dificultades económicas que asolaban su país. Algún tiempo después, en el campamento de refugiados de la base norteamericana de Guantánamo, los reporteros pudieron localizar a los que habían sido rescatados en alta mar. Siete años después de que se lanzaran a las aguas del Golfo de Florida en busca de un sueño, el equipo de «Balseros» se reencontró con aquellos personajes para descubrir cuál había sido su destino.


Bajo la misma luna (México, 2007)
¿Dónde se puede ver?
YouTube

Con la esperanza de dar una vida mejor a su hijo, Rosario trabaja de manera ilegal en los Estados Unidos, mientras que su madre cuida de Carlitos en México. Circunstancias inesperadas llevan tanto a Rosario como a Carlitos a embarcarse en sus propias travesías, en un desesperado intento por reunirse. Por el camino, la madre e hijo se enfrentan a retos y obstáculos, pero nunca pierden la esperanza que algún día estarán juntos. 


María, llena eres de gracia (Colombia, 2004)
¿Dónde se puede ver?
HBO Max

María, una joven de 17 años, vive con su familia en una pequeña población al norte de Bogotá. Ella y Blanca, su mejor amiga, trabajan en una gran plantación de rosas preparando las flores para la exportación. La única distracción de María son los bailes a los que acude cada fin de semana con su novio Juan. Un día, para sorpresa de su familia, abandona su trabajo y decide irse a Bogotá. Lo que nadie sospecha es que María está embarazada. Durante el viaje, se encuentra con un conocido que le habla de su lucrativo trabajo como correo en el tráfico de drogas y la convence para que ella y su amiga Blanca se unan a la banda. Después de un corto periodo de preparación, las dos amigas suben a un avión con destino a Estados Unidos: María lleva 62 paquetitos de heroína en el estómago.


Mi familia (Estados Unidos, 1995)
¿Dónde se puede ver?
YouTube

Tres generaciones de una misma familia de inmigrantes mexicanos ven crecer la ciudad de Los Ángeles a su alrededor, mientras tratan de integrarse en la sociedad americana y conseguir sus sueños de prosperidad.

COMING SOON:

Hijo de monarcas (Estados Unidos, México, 2020)
¿Dónde se puede ver? Pronto por HBO Max

Tras la muerte de su abuela un biólogo mexicano que vive en Nueva York regresa después de muchos años a su ciudad natal en Michoacán, un pueblo rodeado de bosques majestuosos donde habitan las mariposas monarca. El viaje lo obliga a enfrentar traumas pasados y a reflexionar sobre su nueva identidad híbrida, lanzándolo a una metamorfosis personal y espiritual.

BONO:
Immigration Nation (Estados Unidos, 2020)
¿Dónde se puede ver?
Netflix

Con un acceso sin precedentes a las operaciones de ICE, así como retratos en movimiento de inmigrantes, esta docuserie tiene una mirada profunda a la inmigración estadounidense hoy en día. Un episodio de esta serie resalta la campaña de la organización de Charlotte, Comunidad Colectiva, contra la aplicación 287G y ICE.



Originaria de Puerto Rico, Giovanna estudió medios, relaciones públicas y estudios latinoamericanos en la Universidad de Connecticut. En 2016 creó Cine Casual, un blog sobre cine iberoamericano. Actualmente radica en Charlotte NC, donde ejerce como co-directora del Cine Casual Film Series y gerente de comunicaciones en el Arts & Science Council.