Zincable: versatilidad musical que pone a todos a bailar

Por VozEs

En Charlotte existe un grupo musical que cuando están en el escenario, pondrán sin duda a bailar a la gente. Este grupo está conformado por Ángel, Jorge, Vidal y Kevin, cada uno de ellos aporta un sello cultural único a la agrupación: Zincable.

Hace tres años, el mexicano Angel Vazquez conoció en un concurso de canto al hondureño Jorge Venthur, y después se integraron el salvadoreño Vidal Mejia y Kevin Ramirez, nacido en Estados Unidos pero también de origen hondureño. 

Esa variedad cultural, les ha dado la libertad de incursionar en distintos géneros musicales, explorar y crear un espectáculo que vaya de acuerdo a la diversidad misma de este país. 

“Empezamos a meter rock, pop, pero siempre también con la regional mexicana, banda, mariachi por mi parte; mientras ellos fueron metiendo punta, bachata, salsa reggaeton de todo un poco porque aquí las fiestas son de diversidad de países, gente de todos lados, entonces teníamos que ofrecer eso a la gente, queríamos que la gente nos tomara como un grupo versatil” comenta Vazquez, quien llegó hace 10 años a Estados Unidos.

El primer video musical que grabaron como grupo fue un cover de “Mientes tan bien” del grupo mexicano Sin Bandera; sin embargo tienen ya una grabación propia: “Goza la Vida” un tema creado por Kelvin  y sazonado con los sabores de todos los demás integrantes. 

Y es que el grupo es como una familia en la que todos colaboran, comenta Ángel, cada quien toca su instrumento, pero todos también le entran a cantar, así que si en el escenario suena un tema de banda mexicana ya sabemos que la voz será la de Angel, pero si suena una punta hondureña, sera alguien mas quien se dispute el micrófono. 

Los sonidos de Zincable, son aquellos con los que la gente se siente identificada, así lo demostraron en el cocktail de  inauguración de “Here to Stay; el arte del inmigrante” organizado por VozEs, en donde pusieron a todos a bailar con temas como “La Bamba” o “La Chona”, y de igual forma lo hicieron el Dia de Muertos en Camp North End en donde grandes y pequeños no pararon de bailar. 

“La gente no siempre está acostumbrada a un solo tipo de música, los colombianos reggaetón, o acordeón, merengue y la punta. Lo más fregón de nosotros es que somos de diferentes países y nos hemos anclado con la gente y les ha gustado” dice el mexicano quien tuvo sus primeras presentaciones como cantante y músico en su país, tocando en fiestas desde los 13 años. 

¿Cuál es el principal propósito de Zincable? Ante todo, hacer bailar a su público pero también promover la igualdad y equidad entre la comunidad latina a través de su música.

Javi y algo más: ¡El sueño futbolero de Charlotte se cumplió!

Por QC_Javi

Llevo más de 20 años viviendo en la ciudad reina, buscando un deporte localmente que me llene de alegría tanto como en algún momento sucedió en mi ciudad nativa de Guadalajara, Jalisco. Aprendiendo de los deportes americanos y apoyando a equipos como Los Charlotte Hornets de la NBA, o a Las Panteras de Carolina en la NFL. Yendo a los partidos, comprando la mercancía y hasta creando contenido entretenido para en algún momento colaborar con ellos. Lleno de momentos buenos en mi historia en la ciudad, ninguno le pudo llegar a mis Chivas del Guadalajara. Un amor y una pasión que no llenaba mi corazón hasta que llegó Charlotte FC en el 2020.

Hoy te vengo a contar la historia de cómo el equipo de la “Sangre Negra y Azul” hizo que volviera a enamorarme del fútbol con una marca llena de vida, tradiciones que marcan al equipo como único, y una experiencia personal que jamás podré olvidar en mi vida. Vamos a retomar la primera temporada del equipo y veremos las cosas que más marcaron el sueño futbolero de Charlotte.

Comencemos con lo más esencial de una organización deportiva, que en mi opinión es la marca. La imagen representada con un sello que conecta la fanaticada al equipo. Una cresta de fondo negro con una corona de cuatro puntos. Con el nombre Charlotte Football Club y el mensaje de “Minted 2022” significativo del año que por primera vez jugarían en temporada regular en la MLS.

Con esa cresta y colores Azul, Blanco, y Negro han podido sacar mercancia que a toda la ciudad ha convertido en fanáticos. Colores familiares para muchos ya que son exactamente los mismos que identifican a “Las Panteras”. Dentro de mis artículos favoritos está la playera principal de casa, unos zapatos adidas ultra boost, gorras, y hasta una selección de bufandas con diseños que cambiaban mes tras mes. Antes del primer encuentro, ya se podía ver a la gente usando la mercancía del equipo en cada rincón, y con un orgullo de que finalmente, teníamos equipo de fútbol.

Ya teniendo una identidad para el equipo, la organización se enfocó en tener eventos de familiarización con los fanáticos que hicieron que cada uno se conectara de corazón con el equipo. Uno de ellos fue el evento en “El Underground” donde dimos la bienvenida al primer entrenador del equipo, el español Miguel Angel Martinez. Evento donde dio una charla de las expectativas de la primera temporada no solo de él, si no lo que esperaba del equipo y posicionándonos como un equipo que iba a ganar. Mencionó también que en el primer año íbamos a los “Playoffs” o la serie de eliminatoria como un equipo de expansión. Eso conmovió a la multitud presente y dio una esperanza a lo que se iba ver en la temporada. Lamentablemente después de algunos conflictos entre la organización, Miguel dejó de ser el técnico a mitad de temporada.

Otro de los eventos significativos de Charlotte FC que conectaron a la comunidad al equipo, son las canchas comunitarias que han creado en diferentes puntos del estado. Dentro de comunidades minorías, escuelas, y centros culturales. La organización en conjunto con Ally su patrocinador oficial, se dieron a la tarea de construir 22 canchas pequeñas donde los encargados darán clínicas para niños que quieran jugar fútbol.

Tuve la oportunidad de ir a varios de estos eventos donde el presidente de la MLS Don Garber y hasta el dueño de Charlotte FC David Tepper asistieron para dar la patadita inicial a los campos donde van a jugar los niños. La misión siempre va ser cultivar el fútbol , y esta fue una de las mejores maneras que lo pudieron hacer.

Las tradiciones no pueden faltar cuando se trata de un equipo de las grandes ligas, y con Charlotte FC tuvimos unas que se establecieron desde el primer partido. 

Una de ellas es el canto del himno nacional antes de comenzar el partido. Donde por una falla técnica de audio en el primer partido contra el LA Galaxy, los fanáticos tomaron por su propia cuenta cantar y suplir a la persona que estaba interpretando lo mejor que pudo sin sonido. Tras haber más de 74 mil personas en el estadio, todos bien entonados cantamos de una manera que fue grabada para la historia. Ese día no solo rompimos el récord de asistencia en la MLS, sino que en los partidos siguientes continuamos haciéndolo. Creando una tradición de la cual todos los medios hablan hasta el día de hoy.

Pasando de una de las tradiciones favoritas de la mayoría del mundo, paso a contarles de una de la cual no muchos son fanáticos. Los famosos “Beer Showers” o baños de cerveza. Dentro de la sección de fanáticos comentaban antes del primer partido comentaban de cómo íbamos a celebrar cada vez que el equipo metiera gol. En muchos equipos esta ya es una forma de celebrar, y solo quedaba ver si en Charlotte la íbamos adaptar. Para la sorpresa de muchos el primer gol llegó unos partidos después en contra del “New England Revolution” por el delantero Carol Swirdeski, donde casi de una forma inmediata se vieron volar las cervezas en todo el estadio. Una emoción descontrolable el poder ver a tu equipo anotar goles y ver cómo casi por instinto las manos de la gente hacían volar sus bebidas. Repito, no todos son fanáticos de esa tradición. Pero de que así se celebra en el estadio, así es.

Ahora vamos hablar un poco de cómo ha sido la experiencia personal con todo esto que ha pasado con Charlotte FC desde el día que se anunció que íbamos a tener equipo de fútbol en Charlotte. Obviamente ya hablamos de la manera que estaba esperando un equipo con el cual conectarme en la ciudad, pero como creador de contenido pasaron cosas que nunca me pude imaginar; desde un principio tuve participación en los anuncios del equipo y cuando anunciaron el nombre oficial hice un concurso para regalar unas monedas de edición limitada plateadas conmemorando el emblema y el nombre del equipo, cuando anunciaron la playera de casa tuve la oportunidad hacer una campaña donde pude verla antes del público, y el primer partido me tocó cubrir como corresponsal de la experiencia para el patrocinador Ally.

Desde ahí, he podido crear contenido sobre la experiencia del fanatico en un vlog que tengo en YouTube que cubre desde la fiesta pre partido, el partido, y después del partido. Donde no importa que perdamos, las barras siempre terminan celebrando en la puerta norte del estadio.

Gracias al contenido que he hecho también he tenido la oportunidad de viajar por mi parte a partidos fuera de la ciudad contra equipos con mucha experiencia dentro de la liga que aún así, Charlotte FC iba a competir y jugaba un fútbol digno de triunfar en la cancha. Partidos contra Miami FC, LAFC, Columbus Crew son algunos de los ejemplos que también pude documentar en el vlog para una comunidad que por razones ajenas no podían hacer los viajes. Es muy grato poder ir a diferentes estadios donde somos los que tienen menos experiencia y salir con la cabeza en alto por el esfuerzo del equipo. Ya sea que hayan ganado o perdido. Siempre recibí comentarios de fanáticos opuestos agradeciendo la asistencia y resiliencia al representar un equipo tan joven. 

Voy a concluir hablando de mi experiencia agradeciendo a la comunidad que ha conectado con el contenido desde el primer día, y ahora me ve como uno de los medios que cubren al equipo con información y entretenimiento. Es muy grato poder asistir a los partidos y que la gente me reconozca para tomarse una foto conmigo mientras grabo el vlog, o hasta cuando estoy sentado en mi asiento durante el partido. Hay muchos niños que se entusiasman al verme con la cámara en la mano y piden salir en el video de la semana. Eso me emociona mucho porque me da a entender que el trabajo que hago vale la pena y que los fanáticos lo están viendo. La comunidad que se ha creado en la ciudad gracias a Charlotte FC se ha convertido en mi familia, y la felicidad que se siente el día del partido es incomparable.

La temporada del 2023 ya se acerca, y ya no somos un equipo de expansión. Tenemos un récord que romper en la liguilla, pero algo que sí sabemos es que los fanáticos, y las tradiciones apenas van comenzando. Yo sigo creando mi contenido que tanto me hace feliz, y seguiré apoyando a Charlotte FC, ya que tenemos “Sangre Negra y Azul” aquí en Charlotte.

Melody Shanahan; fusionando el ballet con el folklore mexicano

Por VozEs

Melody Shanahan desde chiquita trae algo innato: el baile. Cuenta su mamá que desde sus primeros años ya bailaba cumbias, hacia juegos de bailar y escuchaba la música tradicional mexicana.

A sus dieciséis años, esta chica de origen mexicano e irlandés, nacida en los Estados Unidos, ha sido aceptada en Butler University, en donde va a completar su formación como bailarina. El orgullo la desborda a ella y a su familia y lo comparten con VozEs y sus lectores en una entrevista en la que la bailarina nos cuenta sobre su relación con la danza y ese viaje que la ha llevado hasta donde se encuentra ahora.

¿Cómo es esa relación que tienes con la danza?

La Danza/Ballet es mi vida, lo hago desde los 6 años. Es donde tengo amigos, mentores, vida social, es mi segundo hogar; es mi pasión y mi forma de comunicación desde que tengo memoria, me expreso mejor bailando que con palabras. La danza es mi carrera, a través de la danza he ganado premios, becas y he sido reconocida por asociaciones culturales y sin fines de lucro en Carolina del Norte.

¿Cómo se manifiesta tu identidad en tu vida y tu arte? 

Me identifico como mujer, latina y bailarina en formación, retrato mi arte en forma de danza, creando nuevas coreografías a partir de mi formación de ballet y mis Raíces Mexicanas.

Está en mi ADN. Abrazo mis raíces tan profundamente. Mi mamá nació y se crió en México y me enseñó a amar la comida, los colores, la música y las tradiciones. Todo eso influyó en mi Danza desde que era niña, exactamente tenía 10 años cuando comencé a participar en festivales internacionales bailando ballet con música latina

Más recientemente, hace dos años, comencé a tomar clases de folklore mexicano y desde hace un año he estado actuando y colaborando con grupos de folklore en Greensboro NC.

Bailando «La Danza del Venado», Veracruz, Jalisco, Azteca en Fiestas.

También brindándome la oportunidad de fusionar estilos entre el ballet clásico y el folklore mexicano.

«Desde que estaba mezclando esos géneros, yo quería mostrar mi cultura a través de mi arte, pensé que sería una gran oportunidad, esto también incluye a los grupos con los que he estado actuando, ellos también son parte de esta experiencia, ayudan mucho, a todos los artistas con los que trabajo, los aprecio y los recuerdo, para lograrlo se necesita práctica y motivación, lo tenemos».

¿Cuál consideras como tu mayor éxito hasta la fecha y a tu corta edad? 

Ser un bailarín independiente a mi edad y tener la oportunidad de realizar mis propias coreografías en teatros alrededor de Charlotte, Greensboro y Raleigh, siempre bailando ballet con sonidos latinos/hispanos/mexicanos para otras audiencias no hispanas.

¿En dónde te ves dentro de 10 años? 

Me veo convirtiéndome en bailarina principal de ballet en una gran compañía y bailando alrededor del mundo, con mi título en Artes Escénicas.

Más adelante quiero tener mi propia academia donde pueda dar clases de ballet y folklore mexicano.

¿Cuáles son tus bailarines favoritos? 

Tengo que decir que soy yo, soy mi bailarina favorita, pero las bailarinas que tienen una gran influencia en mí y admiro desde que era una niña son Misty Copeland y Elisa Carrillo.

¿Y tus piezas para bailar?

Yo era el hada de la bomba de azúcar en el Cascanueces de mi academia, una de mis variaciones favoritas de la danza, así como Giselle, una variación de Kitri en el ballet clásico.

Mi propia creación será mi última Juana Gallo, un soldado de la Revolución Mexicana, una pieza de Ballet Clásico/Folklore recientemente presentada en el Cary Art Center en Raleigh NC y Chacarrera del violín una mezcla de Veracruz, México con Classical Ballet, realizado en el Knight Theatre aquí en Charlotte, Cary Arts Center en Raleigh, y el Vandyke Theatre en Greensboro.

¿Cómo te las arreglas para ir a la escuela y bailar?

Decidí hacer el bachillerato en línea en el 2020 debido a que quiero dedicarle más tiempo a mi formación en ballet clásico y folklore mexicano.

Tengo clases de ballet cinco días a la semana por las tardes, también estoy en el programa de «estudio-trabajo» en la academia de baile a la que asisto, donde ayudo al profesor de baile dos días a la semana (para ayudar un poco a mis padres con el costo de la colegiatura).

También tomo una clase de Folklore Mexicano todos los viernes vía zoom con una maestra de México, mi papá convirtió mi garaje en un estudio de baile para que yo también pueda practicar mis futuras actuaciones como bailarina independiente en casa.

También me da tiempo para entrenar una vez al mes con un grupo de Folklore Mexicano en Greensboro.

No es fácil pero es lo que me hace feliz y es un gran camino para mi futuro.

¿Qué te gustaría que hicieran los jóvenes, que sientan o sepan cuando te ven bailar?

Como joven latina, no veo mucha diversidad en el mundo del ballet, el ballet clásico también está al alcance de los latinos.

Cuando bailo en festivales culturales muchas veces trato de mandar un mensaje como el último que interpreté, «Sin Miedo» una canción contra los feminicidios o «La migración es bella».

En última instancia, mi objetivo ha sido llegar a los corazones, romper las fronteras culturales y crear un puente para que los jóvenes latinos sepan que todo es posible sin importar el color de nuestra piel, acentos o antecedentes.

Sólo tenemos que quererlo y trabajar para ello.

Quiero que los jóvenes como yo establezcan y creen metas en cualquier forma, crear disciplina nos brinda una mejor oportunidad de ir a la universidad, obtener mejores calificaciones y tener un mejor futuro.

Chica Barbosa: «El cine me ayuda a tener esperanza y conectar con la gente»

Por Sorayda Díaz

Adriana (Chica) Barbosa creció escuchando que la idea de echar raíces en un solo sitio puede ser peligroso, su padre la mantuvo cambiando de escuela cada dos años en su infancia para estar en un constante movimiento y proceso de adaptación, eso la preparó  para su vida itinerante, para forjar una identidad que cruza fronteras, no solo en su vida personal, pero también en sus interacciones con la comunidad y por supuesto el arte que realiza. 

Apasionada del cine, la mexicana-brasileña comenzó su formación y trayectoria en el séptimo arte en Brasil, en donde vivió por 13 años (antes estuvo en México), ahí en el país de América del Sur, Barbosa estudió Publicidad y Propaganda, a falta de oportunidad para hacer carrera académica en el cine; sin embargo, durante su primer año universitario, Chica conoció gente en la misma sintonía que ella, gente que veía el cine como una manera de pensar el mundo y no como algo personal y elitista, algo que se podía hacer en conjunto. Así fue como su travesía en el cine comenzó, pensando el cine en conjunto, actualmente Chica ha llevado su arte a todo el mundo y se ha hecho acreedora de muchos reconocimientos. 

La vida de inmigrante le fascina, su papá siempre la crió con la idea de que las adversidades nos hacen salir adelante de otra manera, todas esas enseñanzas fueron importantes para forjar su identidad.

“Me gusta la idea de cómo esa identidad puede cruzar fronteras, esas fronteras visibles e invisibles que tenemos los países, es algo que busco mucho explorar en la vida personal, comunitaria y artística, la idea de atravesar las fronteras, cruzarlas y expandirlas a pesar de las adversidades” comenta Barbosa. 

Es importante identificarnos con otros inmigrantes, añade,  poner el ojo en la comunidad, en esas personas que comparten las mismas casillas que nosotros. A ella, fue eso lo que la ayudó a adaptarse a Estados Unidos en la ciudad de Los Ángeles a donde llegó poco antes de la pandemia.

“Algo que me ayudó y me hizo conectarme con mucha gente y me hizo entender esta ciudad, fueron esos colectivos de mujeres latinoamericanas, chicanas, había varios grupos que tienen algo en común: su identidad.”

El ver que cada identidad latina, qué diversa es, qué distinta la experiencia de cada uno de nosotros y cómo esa identidad se desdobla en diferentes visiones de vida de este país, le pareció fascinante; entender cómo cada uno puede pertenecer a su propia manera. Es una forma de existir y resistir, y explorar nuestra identidad.

Ella creció en México, y Estados Unidos siempre se sintió muy cercano a su país, pero al mismo tiempo muy lejano.

“Como latinos, tenemos esa impresión de que es un lugar en donde las cosas suceden más fácil. Quizás por eso que cuando estaba ya viviendo en Brasil, durante el golpe de estado, pareció el momento adecuado para mudarnos, me vine con mi compañero, ambos con una angustia en el aire muy fuerte, con nuestras carreras al borde”.

Ya estando aquí  fue un encuentro muy curioso entre lo conocido y desconocido, era llegar y ver cosas muy familiares, de repente ella ya no estaba hablando inglés, estaba  hablando español en el mercado en la calle, y eso curiosamente, le trajo una sensación muy positiva.

“Me hacía sonreír.  Fue un lugar muy familiar y diferente a la vez.”

El cine en colectivo

São Paulo es una ciudad rica para el cine, pero complicada. Fueron las comunidades de su ciudad y el Colectivo “Cinefusão»  donde fundó su propia productora “En Caliente Films”, desde 2014, las que la ayudaron a encontrarse con él, y en eso, ella encontró esa empatía en el mundo.

“A veces es difícil pensar en el mundo como un sitio en que encontramos salvación, el cine me ayuda a tener esperanza y conectar con la gente.” 

A través del colectivo participó del «Cineclube Cinema em Revista» trayendo encuentros de discusión sobre cine, política y arte con educadores, compañías de teatro y cineastas independientes. Dirigió junto a Bruno Mello Castanho «Ferroada» (Mordida), un cortometraje híbrido sobre el escritor/empresario brasileño llamado Tico en São Paulo.

HOLLYWOOD, CALIFORNIA – AUGUST 01: Adriana Barbosa attends Day 2 of the 2019 Los Angeles Latino International Film Festival at TCL Chinese 6 Theatres on August 01, 2019 in Hollywood, California. (Photo by Michael Tullberg/Getty Images)

De ahí vino el corto de la flaca, un proceso interesante, de una pesquisa que la cineasta tiene sobre las expresiones de fe o rituales relacionados a la muerte en México.

Dirigida junto a Thiago Zanato “La Flaca”es un cortometraje híbrido sobre una mujer transgénero mexicana y líder del movimiento religioso Santa Muerte en Queens, NY, con el cual ganó varios premios y participó en más de 100 festivales de cine en todo el mundo.

Posteriormente, Barbosa dirigió en Brasil, junto con Bruno Mello Castanho, el largometraje documental «Madrigal para un poeta vivo» – premiado con los premios a mejor película, mejor director, mejor guión, mejor edición y mejor personaje en el Festival de Cinema de Triunfo (Brasil, 2019).

Retratar comunidades y personajes invisibles, tratar de exponer algún otro punto de vista sobre una convicción social, o un tema que tenga un prejuicio o tabú, defender los derechos de la mujer y alzar la voz, son elementos que la llaman siempre a la hora de crear.

Chica se encuentra desarrollando su primer largometraje narrativo a ser producido entre México y Estados Unidos; y también está produciendo el largometraje documental «Esu and the Universe» dirigido por Thiago Zanato, una producción entre Brasil y Nigeria, finalista del Roy Dean Spring Grant y seleccionado para el Points North Fellowship, Latino Media Market – NALIP Media Summit, WIP latino en el FICG de LA, “Only in New York” – DOCNYC y DOCSP – Documental Internacional de São Paulo, Brasil.

Sitio web de Chica Barbosa: chicabarbosa.com

Ve una muestra cinematográfica de Chica:

Ferroada, 25 min, Brasil – Trailer:

Madrigal para um Poeta Vivo, 75 min, Brasil – Trailer:

La Flaca, 20 min, EUA/Brasil/Mexico – Trailer:

Edwin Gil: “La gran obra maestra es la vida misma”

Por VozEs

Cuando uno cuenta su propia historia a los demás, se inspira y motiva a los otros a tomar decisiones. 

La historia de Edwin Gil es sin duda una de esas historias que no solo inspiran; también tienen un impacto que mueve a buscar y a crear un mundo mejor. 

Esa historia que trajo al Colombiano de Medellín a Charlotte comenzó un sábado 19 de diciembre de 1998, a las siete de la tarde. Estos detalles tan específicos solo se recuerdan cuando el momento marca un antes y un después en la vida de una persona. Ese día, Edwin sobrevivió un secuestro fallido por las fuerzas guerrilleras de Colombia, a la vez que presenciaba frente a él la muerte de su pareja. 

“Lo triste de todo fue que trabajamos mucho juntos, acababa de terminar mi máster en psicología y teníamos una empresa juntos, una compañía organizacional. Manejábamos capacitación para empresas, para ayudar a personas que no habían tenido oportunidad” comenta el artista. 

Dos cosas alimentaron su necesidad de buscar igualdad y justicia fuera de una Colombia que vivía la crisis del narcotráfico y la crisis política con la guerrilla:  la presión y discriminación de la familia de su pareja hacia él, aunado a la discriminación que vio en el mundo corporativo y empresarial hacia estudiantes de universidades públicas. 

Salió entonces de Colombia con rumbo a Australia, pero el destino lo detuvo en Estados Unidos.

«Mi plan era llegar a Australia, un amigo de mi pareja tenía hoteles en Australia, él me invitó a venir acá, a él lo mataron la noche que yo estaba viniendo a Estados Unidos, su misión fue traerme acá» recuerda Gil.

Sanando a través del arte

Ya en Charlotte y atravesando por esa etapa de duelo, Edwin se refugió en el arte, primero  haciendo restauración para la galería Coffey & Thompson y con el tiempo creó su propia galería “Gil Gallery” una de sus mayores satisfacciones y en donde abrió las puertas a los artistas latinos de su Ciudad Reina.

El arte fue lo que lo ayudó a sanar y  a recuperar la esperanza en los seres humanos, pintando y haciendo ese trabajo estaba sanando y quiso crear oportunidades para los demás, por eso creó junto a Conchi (Farrel) Verdasco una semana cultural hispana, que se convirtió por más de diez años, en el evento de arte latino más importante de la Ciudad Reina Con A de Arte que después se transformo en ArtSi.

El colombiano que ha sido nombrado embajador cultural de Medellín, ha dictado conferencias en museos y universidades de muchos sitios alrededor del mundo, compartiendo su experiencia de ver cómo el arte ha cambiado comunidades. 

“El arte es una herramienta supremamente importante para unir a la comunidad,  para atraernos juntos, para evolucionar, para sanarnos y hablar de todas esas cosas que a veces nos da temor, el arte toca todos esos temas que a veces son difíciles de hablar por ser rechazados. Los toca de una forma muy sutil.” Asegura Gil. 

A él sin duda lo ha transformado, con su estilo conceptual contemporáneo da un significado importante a cada serie que hace, sin importar que la técnica pueda ser diferente, cada pieza de cada serie se conecta entre sí. A muchas de sus técnicas ha llegado por casualidad de la vida misma, es autodidacta pero de familia de artistas que lo han influenciado desde su infancia. 

Hablando con el vidrio

Su trabajo con vidrio reciclado fue particularmente especial y decisivo en su carrera, a través de él se reflejó no solo él mismo, sino también a las comunidades más vulnerables. 

En uno de los años que se capacitó en el Lincoln Center en NY, tuvo la tarea de presentar una técnica nueva; buscando una puerta para crear una mesa en el barn de su entonces jefe de la galería, se encontró con un montón de vidrio que pertenecía al negocio que se quitó cuando se vendió el edificio para construir el Banco de America. A partir de ahí Edwin comenzó a soñar con ese vidrio, su mentora del Lincoln al saber esto, lo mandó a literalmente a hablar con el vidrio para descubrir qué quería decirle. 

“Le pedí a mi jefe que me dejara regresar a su ‘barn’ a hablar con el vidrio, y pensó que yo estaba loco; cuando hablaba con el vidrio se veían reflejos de mi y llegaban imágenes de todas las personas que había conocido con el proyecto de la bandera de Colombia, con la que viaje por 25 ciudades en el mundo y todo lo que pensaba de la desigualdad, porque en el mundo hay mucha discriminación, es un problema mundial, esas historias que me contaban me dolían y a la vez me llenaban de inspiración” recuerda el colombiano.

Así nacieron los “Rostros de la Diversidad”, el primero fue el de él mismo, perdido, tratando de encontrarse a través del vidrio. Este rostro se encuentra en la oficina de Pride Charlotte. El proyecto tiene a la fecha 52 instalaciones que están en distintas partes del mundo. 

Actualmente Edwin trabaja un proyecto en Brooklyn NC, para Help USA que está haciendo un edificio para alojar veteranos, el edificio se inaugura en mayo próximo, misma fecha en la que Edwin terminará su instalación. 

“Sin temor”

 Por dos años, Edwin se ausentó de la Ciudad Reina, tenía que irse a vivir una experiencia especial, difícil, pero como todo en la vida, llena de aprendizajes. Ese viaje lo confrontó y preparó para regresar más fuerte y con un objetivo preciso a Charlotte: trabajar con su comunidad. 

A la ciudad regresa para ayudar a crear el Centro Cultural Hispano junto a La Coalición Latinoamericana, en donde se desempeña como Chief Development Officer.

“Esa idea es por la que vine en este momento,  conformar (el Centro Cultural) y darle estructura, Charlotte es mi hogar, mi hogar perdido es Medellín, pero fue acá en donde me encontré otra vez” 

Vivir en Arizona fue difícil por muchas situaciones, desde navegar en la ciudad, buscar su espacio como artista, fue como recordar cuando llegó a Estados Unidos la primera vez, buscar esas oportunidades, tratar de salir en una ciudad desconocida navegar un sistema que no entendía. Las dificultades encontradas allí, la separación con su pareja y simplemente dejar que las cosas fluyeran lo inspiraron a crear su nueva serie “Sin Temor”.

“Es como la filosofía del monsoon, algo que  no tenemos aquí en Charlotte y en Arizona me intimidó mucho cuando lo viví la primera vez, es algo que uno no puede controlar, tiene que quedarse quieto y vivirlo y creo que la vida así me puso en ese momento allí, enfrentando muchas cosas que no pude controlar, simplemente tenía que vivirlas, vivirlas sin temor”

Edwin Gil

 Y así, sin temor, Edwin sigue creando historias, arte, bailando, viviendo y trabajando en esa obra de arte que es uno mismo, la vida misma. 

“El arte mío es parecido a la vida, nos vamos a quebrar muchas veces, nuestro trabajo es recoger esas partes y crear la obra de arte maestra”

edwin@edwingil.com

www.edwingil.com

@edwingilcom

​​Futuro Latino: Banu Valladares

Por Paola Argüello

La Real Academia Española define estrategia como el “… Arte, trazo para dirigir un asunto. Conjunto de reglas, en un proceso regulable, que buscan una decisión óptima en cada momento”. 

Hola!

Acompáñame hoy en Futuro Latino, a conocer a Banu Valladares quien, dentro de nuestra comunidad, es un vivo ejemplo del uso de la estrategia al servicio de la comunidad. 

Hay ciertos individuos que utilizan todos y cada uno de sus aprendizajes para construirse a sí mismos, pero también para forjar procesos, metas y desarrollar proyectos de bienestar para la comunidad.

Esa es la historia de Banu Valladares, venezolana de nacimiento, que emigra a Estados Unidos en el año 1982 junto a su familia y llega a Charlotte, en un inicio, para continuar sus estudios. 

Todas las situaciones por las que ha pasado Banu, su proceso de emigración, su vida en diferentes países, su llegada a un Charlotte en desarrollo en los 80’s, su cambio de carrera, su desarrollo como artista, su búsqueda de arte y artistas latinos en la Ciudad Reina, entre otras; todas y cada una de estas experiencias la fueron, y la siguen formando con una capacidad importante para ver y reconocer las necesidades de nuestra comunidad Latina en Charlotte y con esto poder tener una percepción de las posibles soluciones a estas necesidades. Una Visión del Charlotte del futuro. 

Comunidad.

El perfil del inmigrante latino en Charlotte para la época de los 80 ‘s estaba dividido en dos tipos: el primero, el de un inmigrante aventajado, más que todo concentrado en el trabajo/estudio. El segundo tipo, el inmigrante que vino a construir, a trabajar en el desarrollo de la ciudad que, en ese momento, estaba en pleno desarrollo de su casco central. Dos tipos distintos de inmigrantes, dos situaciones y necesidades distintas. 

Esta es la base con que Banu se aproxima a entrar en el camino de la educación, en un principio no lo enfoca directamente a los niños y la comunidad Latina. Sin embargo, este análisis llevó a Banu a cuestionarse, ¿cómo crear espacios educativos dentro de la comunidad? ¿Cómo podemos direccionar a los niños para que busquen su voz interior? ¿Qué pasa con estas familias inmigrantes que mantienen este nivel de marginalización económica? ¿Cómo se pueden desarrollar esos dones creativos con los que nacemos?

¿Cómo se puede ayudar?

“Ayudar a entender a las personas que tu voz interior es tu esencia y que la tienes que cultivar. Esa manera de cómo hablo, quién soy yo, es esencial y para salir adelante en un sistema … uno tiene que tratar de poder ajustarse …”

Este fue el objetivo original con el que llega Banu Valladares a la gerencia de Charlotte Bilingual PreSchool (CltBP), poder dar una plataforma a estos niños con familias marginalizadas. Charlotte Bilingual PreSchool lleva ya 23 años trabajando con la comunidad Latina en Charlotte logrando romper paradigmas, buscando la movilidad social de las familias latinas y a la vez celebrando cada día nuestra riqueza cultural.

El 95% de los niños que atienden CltBP school son latinos. Los programas comunitarios que desarrolla Charlotte Bilingual PreSchool están diseñados basados en las familias latinas que forman parte de la organización, y estratégicamente pensados para desarrollar una mejor comunidad, fortaleciendo los lazos amistosos y tratando de que cada familia se sienta apoyada y participe de la comunidad. 

“Esos prejuicios que existen y esa separación que existe entre el latino y el americano, eso no va a cambiar si no nos mezclamos …”

Banu Valladares

Workforce Development, uno de sus programas banderas, consiste en darle herramientas y apoyo a las madres para convertirse en maestras de preescolares y que se traduce inmediatamente en una movilidad económica para estas familias.

Futuro.

La meta principal de Banu Valladares para el futuro inmediato es darles cupo a 1500 niños dentro de CltBP, crecer en espacio y en procesos para convertir Charlotte Bilingual Preschool en un centro de educación temprana. También preparar a otros preescolares para llevarlos por el camino de CltBP.

Desde el punto de vista de su visión general, Banu está comprometida a buscar apoyos Estatales y Nacionales para crear acceso para los niños a una educación bilingüe, por todas las ventajas cognitivas que ya se han demostrado. Apoyar la cultura del inmigrante, cambiar la narrativa. Lograr concientizar y crear un impacto sobre la competencia cultural.

“El enfoque es algo esencial, buscar un objetivo y lograrlo completamente, ahora mi objetivo es Charlotte-Mecklemburg, luego buscar maximizar el impacto de manera más eficiente. Buscar formas de abrir caminos a los inmigrantes para poder desarrollarse en la comunidad. Hacer el trabajo político para soportar esta labor.”

“El don que traemos los Latinos es nuestra capacidad de flexibilidad y trabajo duro, y una cantidad de regalos que traemos, una resistencia inigualable. Este es el empleado que todo el mundo quiere tener.”

Banu Valladares es una ciudadana de mundo y en el transcurso de su carrera ha abarcado varios campos profesionales que la han llevado a cultivar el bagaje necesario para ser hoy en día una de nuestros líderes con más y mejor visión de nuestra comunidad Latina en la ciudad.

Una mezcla perfecta entre arte y ciencia, corazón y mente con un propósito claro, con una estrategia y un enfoque que es la de fortalecer la educación desde la temprana edad en nuestra comunidad latina para garantizar una mejoría social palpable en la comunidad.

Si quieres apoyar y conocer más acerca de Banu Valladares y sus proyectos con Charlotte Bilingual Preschool te invito a que visites su página web: bilingualpreschool.org. Y te invito también a que apoyes a las varias instituciones que soportan la educación bilingüe en la Ciudad Reina, allí es donde definitivamente está el Futuro Latino

Hasta la próxima …