Machismo: un problema creado por la sociedad

Por VozEs

“El machismo es un complejo de inferioridad causado por el sentimiento de perder poder; es la necesidad de querer ejercer ese poder sobre alguien o algo a causa de las emociones contraídas desde niño.” Dice la artista plástica Irisol González, originaria de Costa Rica.

Para Irisol, “machismo” es una palabra negativa, igual que lo es “racismo”; con su arte buscará que las mujeres, culpables principales y acostumbradas a ser la víctima, se enfrenten a conversaciones que las lleven a erradicar este problema tan visible en Latinoamérica y en familias de inmigrantes en Estados Unidos.

Este año, González se hizo acreedora a la beca para Creadores Emergentes del Consul de Artes y Ciencias de Charlotte. Con el incentivo, la artista dedica su tiempo y esfuerzo a la creación de piezas que reflexionen sobre esta investigación acerca del machismo que será expuesta en Charlotte el próximo año.

Tal investigación se ideó hace ya algún tiempo después de viajar a su natal Costa Rica, al darse cuenta de la violencia y discriminación que viven las mujeres.

Irisol González, artista plástica

“Circulaba una noticia de una extranjera que estaba viajando sola, la mataron, violaron, le hicieron de todo, y ¿qué hizo la gente y los medios? criticarla porque andaba sola, porque tenía tatuajes y piercings. El problema no fue ella, lo fue el hombre sucio que la atacó y que no tenía derecho de hacer eso, pero sintió ese poder sobre su cuerpo” dice la artista.

IG: @irisolgonzalezart

El arte no es solo belleza, el arte permite criticar el lugar de donde uno viene y aunque el machismo no es todo lo que somos como latinoamericanos, es sin duda un tema que se debe exponer y que Irisol no titubea al explotarlo con sus creaciones que incluyen pintura, escultura, instalaciones de señalética urbana y un performance.

Entre los elementos que rescata y que muestra como signos de la culpabilidad de la mujer, la artista denota el cuerpo femenino como un objeto al servicio del hombre; la mujer como portadora de una carga sociológica que la exhalta a manipular a su contraparte; los estereotipos sociales, las diferencias en su trato con los hijos e hijas y la influencia del colonialismo y la religión para fomentar el machismo.

Uno de los temas más latentes en sus obras es la represión sentimental la desensibilización en los niños y la responsabilidad que la mujer tiene en permitir a sus hijos expresarse y hacer las paces con sus emociones, colaborar en las tareas diarias en el hogar y no depender de una mujer, actos sencillos que les permitan ser independientes.

Obra “Lavándose las manos”, parte de la serie sobre el Machismo y que representa amigas, conocidas y familiares de la artista lavándose las manos en agua sucia símbolo de la pasividad ante la violencia y abusos hacia otras mujeres.

Con esta muestra espera que la mujer latina abra los ojos y tome el voto que le corresponde en la toma de decisiones, ya que a su parecer, solo así podrá comenzar a crearse un verdadero cambio en la región de latinoamérica y las familias que se encuentran en este país.

“Usted señora está enseñando a su hija y a su hijo diferente, usted tiene responsabilidad de enseñarles a ellos, debemos repensar también como permitimos el machismo en nuestras vidas y darnos cuenta que no es una forma sana de vivir, estamos rodeadas de hombres que reprimen sus emociones y que toman malas decisiones debido a ello”, comenta la también psicóloga y politóloga.

Obra “His Needs”

¡A lanzarse al agua!

Irisol Gonzalez pertenece a la generación de “Dreamers”, hijos de padres inmigrantes en este país. Desde pequeña en el kinder ella jugaba con el maquillaje de su mamá para hacer paisaje. A los 10 años Irisol hizo su migración a EEUU.

Al igual que muchas familias de inmigrantes, el objetivo principal de estar en este país es aprovechar las oportunidades que se ofrecen, sustentar la familia y hacer valer el esfuerzo de la migración de los padres y el sacrificio del distanciamiento de su tierra natal; sin embargo, Irisol reconoce que su generación tiene más libertades y oportunidades y no debe escatimar a la hora de seguir sus sueños.

“Tenemos la idea que el éxito significa plata y que debemos sacrificar nuestras pasiones, pero al hacer lo que nos apasiona honramos los esfuerzos de los que estuvieron antes que nosotros” dice Irisol, para quien sumergirse en el mundo del arte fue un proceso que tomó coraje y tiempo.

En Charlotte, al menos, hacen falta más artistas latinos que comiencen a generar conversaciones en torno a nuestra cultura y temas que modifiquen la imagen del inmigrante, a pesar de las cargas diarias, Irisol invita al talento latino a lanzarse al agua, dejar esas cargas y brincar los obstáculos para que nuestras voces se escuchen y se conozca nuestra cultura latina tan vasta, a través del talento del inmigrante.

Obras de la artista en diferentes sitios de la ciudad de Charlotte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .