Miguel Urrego; un talento por explorar

Por VozEs

Miguel Felipe Urrego Montoya es un joven talento inmigrante de Colombia, a sus 20 años ha forjado su propio viaje hacia este país y ha explorado su faceta como estudiante, artista y activista social.

Como artista, ha competido en UNCC en el año 2019 donde ganó el segundo lugar con su pieza «Once we’re there», y recientemente con la misma pieza, fue uno de los semifinalistas de «The Journey» organizada por The International House en Charlotte.

Miguel Felipe Urrego

Como activista forma parte de Alianza Clt. Por una juventud libre de drogas, y cree que el arte sana, además de ser una forma de expresión que puede ayudar a salvar vidas.

Conoce más de este joven talento.

Platícanos sobre tu viaje como inmigrante, qué ha sido lo más difícil, lo mejor, y tu mayor enseñanza.

Yo llegué a este país en el 2008 cuando tenía siete años, vine con mi madre, padre y hermana menor. Llegamos porque a mi mamá le habían ofrecido un trabajo aquí. Como muchos, veníamos sin saber qué íbamos a encontrar o qué realidad de vida tendríamos.

Ser inmigrante es una experiencia llena de momentos extraordinarios y duros. Algo muy difícil para mí y para mi familia fue tener que dejar al resto de nuestros primos y parientes en Colombia. Veníamos de ser parte de una familia numerosa y muy unida, a ser una familia de cuatro. Tuvimos que aprender cómo habitar en una nueva tierra y cultura solos. Inicialmente llegamos a un área rural con poca diversidad y fue complicado encontrar aceptación de los demás. A la vez estamos esforzándonos para dominar el inglés.

Yo trataba de ser siempre un buen estudiante por esta razón las profesoras eran amables conmigo y por ese lado gané un poco el respeto de mis compañeros. Un momento positivo como migrante fue llegar a Charlotte y poder experimentar esta ciudad que se abrió para mí como una puerta a una gran diversidad cultural. A través de los años he aprendido que aunque todos venimos de diferentes lugares, aun así somos seres humanos y tenemos mucho más en común de lo que pensamos. Tenemos que aprender a aceptarnos unos a los otros y brindarnos apoyo.

¿Desde cuándo te interesaste en el arte, y que es para ti el arte?

La verdad, el arte me ha interesado desde que tengo uso de razón. De niño nunca mostré interés por el fútbol u otros tipos de deportes. Es más, yo vengo de una familia Católica y cuando era pequeño me encantaba ir a misa y pasear por la iglesia. Originalmente todos, incluso yo, decíamos que yo iba a ser un “padre de rasar.” Pronto me di cuenta que aunque la fe es una parte de mí, este interés mío venía de todos los diseños, estatuas, columnas y arcos que encontraba en las iglesias. Me di cuenta que me encantaban todos los diseños y estaba fascinado con todo lo que tuviera que ver con estructuras. Yo siento que el arte es una manera de conocerte a ti mismo y aprender muchas cosas positivas sobre la vida. Para mi el arte ha sido un medio de expresión y un modo de contarle al mundo las cosas que yo no sé declarar con palabras.

Platícame sobre la pieza en la que cuentas tu travesía como inmigrante, cómo se llama, cómo te inspiraste para crearla.

Esta obra se llama “Once We’re There,” y representa mi historia y algunas de mis anécdotas como inmigrante. La obra está organizada cronológicamente con el comienzo en la parte baja y el futuro en la parte superior. La sección inferior representa la Cordillera de los Andes en América del Sur. Allí plasmé los nevados que veía desde el avión cuando iba saliendo de Colombia. Hay rocas con una cascada que simbolizan la vida y de ellas crece un árbol con sus raíces firmes en la tierra.

En la mitad hay un mapa que se convierte en una pared, representando los obstáculos que hemos superado al vivir en diferentes lugares. El tazón con escarabajos de la izquierda hace alusión a cuando comencé la escuela y la gente se burlaba de mi comida. Todos preguntaban si eran escarabajos cuando en realidad se trataba de un plato de lentejas con arroz, un almuerzo muy típico de Colombia. El vaso de leche con mosquitos volando simboliza el dicho Colombiano «Como Mosco en Leche» esto retrata la sensación cuando te sientes fuera de lugar o diferente en una situación específica.

Es muy normal sentirte como mosco en leche cuando eres un inmigrante, especialmente si no eres bienvenido.

Arriba, la imagen de la Virgen del Carmen simbolizando tanto la fe católica, mis abuelos y mi pueblo Sibaté. También hay un brazalete de plata con las palabras «PIPE» el cual era mi apodo en Colombia, nombre que jamás volví a escuchar al llegar a este país. También hay una ardilla con la bandera americana, lo cual simboliza la fascinación que me causaron estos animales ya que en Colombia nunca había visto una. En la parte superior, hay papeles volando que se asemejan al trabajo escolar.

Esta es la etapa en la que finalmente yo dominé el inglés y sentí un gran avance en mi educación. Los papeles vuelan a través de una cerca de alambre rota y van hacia un amanecer. Esto simboliza el futuro y la manera en la que siempre seré optimista y miraré hacia un futuro promisorio. Con esta obra yo gané el segundo puesto en una competencia organizada por UNCC en el año 2019. En este momento estoy participando en otra competencia llamada The Journey, la cual está siendo organizada por The International House.

¿Buscas una carrera en el arte? ¿Qué te imaginas haciendo en el futuro?

En este momento no tengo muy claro qué es lo que voy a hacer en el futuro debido a los inconvenientes que estoy enfrentando con mi estatus migratorio. No creo que vaya a tomar el camino del arte como carrera pero si tendré este concepto muy cerca de mi por siempre. Nunca dejaré de dibujar o expresarme a través de este medio.

En qué crees que el arte ayuda a la juventud latina inmigrante, ¿cómo te ayuda a ti?

Como ya mencioné, el arte es una manera de conocerte a ti mismo. A través del arte uno puede aprender a expresarse o incluso comunicarse. La comunidad latina está llena de historias, experiencias y tradiciones que quizá no se puedan encontrar en otras comunidades.

El arte, a través de todas sus expresiones es la manera perfecta para ayudar a la juventud latina a tener otras perspectivas sobre la vida. Esto ayuda también para que el mundo vea a los Latinos por nuestros aspectos positivos y no solo por drogas y violencia.

¿Crees que el arte sana? ¿Cómo y de qué manera?

Para mí, el arte definitivamente sana, incluso salva vidas. Muchos más también afirman que el arte es como una manera de meditación o simplemente relajación. En mi caso personal, me ha ayudado a superar la ansiedad y el estrés generado por complicaciones de salud que tuve en el pasado. Siempre que dibujo o trabajo en algo artístico me siento calmado, también me doy cuenta que puedo pensar con mucha más claridad y mi creatividad empieza a florecer.

¿Cómo te inspiras?

Mi inspiración siempre proviene de historias, lugares e incluso personas. Hay veces donde me doy cuenta que después de por ejemplo haber visitado algún sitio especial, tengo ganas de empezar a dibujar. Hay otras veces donde la inspiración también surge de manera repentina. Podría decir que a veces llega de la nada.

Perteneces a la Organización de Alianza; qué te motiva a pertenecer a ella y  ¿Cuál ha sido tu experiencia al pertenecer a ella?

Ser parte de Alianza ha sido una de mis mejores experiencias. Inicialmente llegué al grupo para poder cumplir con mis horas de voluntariado para un proyecto escolar. Allí pude encontrar personas asombrosas y sobresalientes que quieren hacer un impacto positivo en la comunidad Latina. Rápidamente me di cuenta que yo también quería hacer parte de esa propuesta de ayuda hacia nuestra comunidad migrante y esto me motivó a quedarme.

En esta organización he logrado aprender a ser un líder y un ejemplo para aquellos a mi alrededor. Considero que es una buena manera de aportar un granito de arena al progreso de nuestra comunidad latina, especialmente incentivando a los jóvenes a estar libres de drogas o sustancias psicoactivas. De esta forma enseñarles a valorarse y aprovechar todo su potencial.

El abuso de sustancias es algo que Alianza busca combatir; ¿qué papel crees que juega el arte para combatir este abuso en la juventud?

El arte es una puerta que puede ser utilizada para llevar a los jóvenes a otros caminos que están lejos del abuso de sustancias y adicciones. Este medio ayuda a los jóvenes a mantener sus mentes ocupadas, a expresarse, conocerse a sí mismos y descubrir lo valiosos que son.

Un mensaje a la juventud inmigrante en Estados Unidos sobre seguir sus sueños.

Todos los jóvenes deberíamos siempre tener algo bueno que aspiramos a ser o hacer. Tenemos que pensar en maneras en las cuales podemos crecer y mejorar en varias áreas de nuestra vida. Es importante soñar en grande y tener una meta clara y trabajar por ella. Todos tenemos potencial para lograr nuestros sueños y ayudar a que otros lo logren también.

3 comentarios sobre “Miguel Urrego; un talento por explorar

  1. Ese es mi ahijado y lo disfruté cuando era pequeño gracias a dios hoy en día ya es hombre con muchos valores siga si mijo lo admiro con ese potencial que tienes, lo quiero mucho un fuerte abrazo que mi dios me lo siga protegiendo y le de esa luz que no ha dejado de brillar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.