Llegar cuando te estás yendo

Por Jesús Redondo Menéndez

Pudiera decirse
que existe una casta
sin patria,
de parias
con tarteras por bandera,
sin las delicias de su tierra,
con papeles por frontera,
sin sonrisas de su infancia,
con salidas sin hacer ruido,
sin atajos al camino,
con llegadas en suspense,
sin su escondite secreto,
con escalas infinitas,
sin calendario definido,
con alegrías escaladas,
sin abrazos ni caricias,
con lágrimas escondidas,
sin paquetes a tiempo,
con maletas remedidas,
sin lágrimas para despedidas,
con familia que te echa de menos,
sin tregua cuando más los necesitas,
con padres que ya no pueden,
sin hermanos que te abracen,
con madres que se quedan solas,
sin fuerzas para poder aguantar
el embiste
de las últimas olas.

Jesús Redondo Menéndez junto al monumento a la Madre del Emigrante en su ciudad natal, Gijón. Actualmente radica en Cayce, Carolina del Sur y enseña español en la escuela secundaria; lee mucho, escribe algo, y a veces, comparte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .